Entonces, ¿qué es San Juan?


Desde siempre se ha creído que la noche de San Juan (23 de junio) es la más corta del año, aunque lo que está claro es que no hay fiesta tan larga como esta. En Barcelona, es un acontecimiento que, cada año, se celebra por todo lo alto. De ahí que si coincide que está de visita en la ciudad, pueda aprovechar para sumarse a las festividades de la noche de San Juan. La fiesta arrancará ya en la tarde del 23 de junio, pero acabará cuando usted decida. Sea como sea, ¡le esperamos en Hotel Grums para que disfrute al máximo su estancia en la ciudad condal!

Imagen cortesía de gufm/ flickr.com

San Juan: la celebración del inicio del verano

La noche de San Juan es mágica por muchos motivos. Tradicionalmente, se ha asociado esta celebración al solsticio de verano, momento en el que el sol alcanza su punto álgido. Desde siempre, el sol ha estado vinculado con la fertilidad y riqueza. Otro elemento clave de esta festividad es el fuego, ligado a la fuerza, aunque también a la pureza. Por ello, no es de extrañar que las hogueras sean un indispensable en la noche de San Juan. Por último, está el agua, que representa la sanación.

Sabiendo esto, es mucho más fácil comprender por qué encender y saltar hogueras y el baño en el mar representan los dos principales rituales de la noche de San Juan.

Imagen cortesía de enekoazp/ flickr.com

Cómo se celebra la noche de San Juan en Barcelona

Lo curioso es que la celebración de la noche de San Juan en Barcelona comienza ya en la tarde. La fiesta arranca con la llegada de la denominada llama del Canigó a la plaza de Sant Jaume, mientras suena el tema ‘Muntanyes del Canigó’. Esta llama será la encargada de proporcionar el fuego para que cada barrio disponga de su propia hoguera.

El encendido de las hogueras marca el inicio de una de las noches más especiales del año. Las calles se llenan de gente y comienzan las verbenas, la música, los espectáculos pirotécnicos, los bailes y, en definitiva, las ganas de pasarlo bien.

Pero no solo cada barrio de la ciudad está abarrotado, sino también la emblemática playa de la Barceloneta, donde centenares de personas se reúnen en torno a las hogueras. En la playa, la música no falta, como tampoco el buen ambiente ni los fuegos artificiales. Los más atrevidos aprovecharán para darse un baño nocturno en el mar y así ¡empezar el verano con buen pie!

En Hotel Grums le animamos a experimentar una de las noches más increíbles del año en Barcelona.